Se acercan las vacaciones…

Después de más de 1 año muy duro de trabajo entre robots, informáticos, trading manual y automatizado, ajustes y optimizaciones (el robot se finalizó en abril 2018) no tuve vacaciones en serio. Y ya ha llegado la hora.

Bueno, cogeré vacaciones, pero solo del trading. Y voy a dedicarme los meses de junio, julio y agosto a lo que realmente predico en al web: a ayudar a los traders a encontrar respuestas o facilitar el camino más corto para llegar a VIVIR del TRADING. 

Y la verdad que nunca lo he tenido más fácil para ponerlo en práctica. Permítanme hacerle una pregunta:

¿Cuáles son los tres mayores problemas de un trader?

1. -El tiempo y la paciencia en formarse como trader
2.- Tener dinero ahorrado y suficiente para tener una cuenta y poder operar
3.- Tener disciplina y ser disciplinado.

Y no se puede descuidar o ignorar ninguno de ellos, por que todo se derrumba.

¿Por qué es tan fácil ahora? Analicemos los tres problemas anteriores:

  • El tiempo de la formación y la paciencia para aprender se pueden reducir a varios días si aprende a manejar el robot y la plataforma de trading Tradestation. De la gestión monetaria, del stop loss por operaciones y del SL diario, de los objetivos, del horario de funcionamiento, de abrir y cerrar operaciones, de todo esto se ocupa el robot. Se puede probar, alquilar o comprar, como una herramienta y ayuda en el “trabajo de trader”.
  • Tener dinero propio para empezar a operar ya no es un problema. Inscribirse a una empresa que financia cuentas, realizar 1 ó 2 pruebas (depende de empresa) auditadas y obtener una cuenta, con dinero ajeno y sin arriesgar el suyo es una gran solución para los que no quieren arriesgar su propio dinero o no disponen de él. Y del resto, del trading y del Money Management en las cuentas auditadas de evaluación se ocupa el robot. Y se adapta a las exigencias y restricciones de las empresas financiadoras. Yo he realizado las pruebas, las he pasado y tengo esa cuenta real. Leer más sobre las cuentas financiadas.
  • Y el gran enemigo del trader: la disciplina. También se encarga el robot. El opera sin sentimientos, sin pánico, sin euforia, ni emociones. Y además no se cansa. No necesita vacaciones como nosotros…

También comento que para aquellos a los que no les guste operar para terceros, pero tienen un poco de dinero y quieren empezar, existe la posibilidad de ajustar el robot para los microfuturos y operar a partir de una cuenta de 2.500 €. O se pueden configurar escenarios de trabajo para una mezcla de índices entre futuros grandes o micros, para diversificar riesgos.

Podrá tener 7 días el robot en la cuenta demo operando y/o poniéndolo, incluso, en la cuenta de evaluación con la empresa financiadora (en la primera etapa de 5 días).

En el alquiler de licencias está incluido el estudio personalizado de riesgos y de gestión monetaria para cada trader. Si no sabe en qué índices va a ponerlo, si no sabe si es mejor usar microfuturos o futuros grandes, si no sabe en qué horario ponerlo, cuáles son sus riesgos, y qué gestión monetaria tiene que seguir, o cualquier otra duda con respecto a la forma de actuar, podrá consultármelo directamente.

Ciertamente es una gran ocasión para llegar y meterse en el trading real. Se trata de una pequeña inversión, y con muy poco riesgo personal de la que se puede obtener un gran beneficio. Y si sale mal, hay muy poco que perder, pero mucho que aprender y ganar.

Así que, quiero dedicar los 3 meses de vacaciones de verano para ayudarle a montar su nueva estrategia y un renovado plan de trading, u obtener una cuenta financiada con el robot y con una inversión ridícula.

¿Todavía encuentra pegas y peros a esta propuesta?

Escríbame un mail.

¡Feliz verano para todos!